#6 ¿Porqué algunas personas tienen tanto éxito trabajando desde su casa?

El éxito no es diferente a otras habilidades, puede ser entrenado y puede ser dominado.

Uno de los momentos más importantes en mi vida fue cuando dejé de esperar que el éxito sucediera y empecé a tratarlo como una obligación. Realmente empecé a verlo de una manera ética, un deber para conmigo, mi pareja, mi empresa, y mi futuro, en vez de algo que podría o no podría pasarme.

Enfrentémoslo, hay demasiada gente viviendo vidas muy limitadas. Yo era así. En ese momento de mi vida pasaba perdiendo el tiempo haciendo las cosas que “me gustaba hacer”, dedicaba muchísimas horas a video juegos, trabajaba apenas lo suficiente para sobrevivir, me juntaba con otros perdedores, y si eso no era suficiente, salía por las noches a tomar alcohol y fumar marihuana.

Si hubiera continuado por ese camino habría tenido una existencia, como mucho, mediocre.

Solo cuando cambié mi enfoque y decidí hacer lo que fuera necesario para volverme exitoso, mi vida cambió.

Comprométete con el éxito

La mayoría de la gente aborda el éxito de la misma manera que yo lo hacía cuando no me había comprometido. Lo miran como si no importara, como si fuera una opción o tal vez algo que solo le pasa a otras personas. Otros se contentan con poco éxito, creyendo que si tienen “un poco” todo estará bien.

Tratar el éxito como una opción es la razón más grande de porque no hay más gente creándolo para ellos mismos, y porque la gente ni se acerca a su máximo potencial.

Grant Cardone (multimillonario en la industria de los inmuebles) me enseño que la cantidad de éxito necesaria es mucho mayor que lo que calcula la gente, y que la persecución continua del éxito debe ser abordada no como una opción sino como una obligación.

Pregúntate, ¿Qué tan cerca estás de tu máximo potencial? La respuesta podría no gustarte.

Deja una respuesta